Como cada día 25 de noviembre, el pasado lunes sonó el timbre del recreo 15 minutos antes del horario habitual. Solo se hace así en ocasiones de importancia máxima, como en este caso la toma de conciencia de la realidad de la violencia machista. El coordinador del Plan de Igualdad abrió el acto con un texto enfocado en dicha toma de conciencia, y propuso una dinámica que durará todo el curso, consistente en la implicación de todo el alumnado del centro en la publicación en el Tablón de la Igualdad de los nombres, edades y procedencias de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que llevamos de curso. A continuación, un alumno leyó el manifiesto consensuado entre el IES y la Asociación de Mujeres de Alozaina, y finalmente, junto con dos representantes de dicha Asociación y dos representantes del Ayuntamiento, se desplegaron los nombres de todas las víctimas mortales desde que comenzó el año hasta la fecha, y cerramos el acto cantando juntas la canción de Bebe ‘Ella’.

Con el propósito de que el machismo y su violencia sean pronto historia y no presente, mientras no llegue ese momento seguiremos luchando por superarlo, no solo en sus más evidentes y crudas manifestaciones, sino en cada palabra o actitud en la que se encuentre impregnado.